La historia de este Subaru arranca como un autorregalo de cumpleaños. Hay que ser honestos y felicitar al dueño, no todos los días uno se puede mimar de esta forma en honor a su cumple, pero si la posibilidad está, dudo que alguien pase por alto la chance! La base del regalo, un Subaru Impreza hatch 2.0R cuyo corazón es un 3.0 boxer proveniente de un Legacy automático, caja que duró poco hasta que fue convertida a la manual de cinco marchas del WRX. El boxer tiene escape completo y unos 240 caballos que puestos al servicio de un auto casqueado con jaula completa y tracción integral dan como resultado diversión asegurada. Sin embargo esa potencia al piso no sería nada sin la suspensión Tein y la puesta a punto meticulosa, responsabilidad de @germenes_suspension . A pesar de ser el más stock de los Subaru en el apartado estético, su dueño no paso el ítem por alto y llevo al prolijo conjunto a look WRX incorporando faldones, capot, paragolpes y alerón. El resultado es uno de esos track car impecables de punta a punta, y para prueba, nuestro fotógrafo @nicosantos__ nos regaló este álbum para que lo disfruten en detalle!
.
.
.
#subaru #impreza #wrx #iamthespeedhunter #racetrackculture