Era verano del 2019 y había una idea dando vueltas por mi cabeza. Tengo que asumir que a veces las ideas son tan complejas que a la hora de transmitirlas a mi equipo me vuelvo prácticamente sordomudo, por eso cuando todos se quedan escuchando con la boca a medio abrir el único camino que me queda es simplemente HACER.

 

 

Tuve esa experiencia con nuestra otra serie de cortos, El Culto Sagrado, en donde trataba de contagiar al equipo de una idea y no eran ellos los que no entendían, era yo que no sabía explicarlo. Eso me llevó a preguntarme cómo siendo un comunicador social, no podía poner en palabras una idea. La respuesta fue simple: Estaba tratando de materializar emociones, de llevar sentimientos a palabras cuando a veces, hay cosas que no tienen manera de describirse. Con Persona Driver fue la misma situación.

 

 

Esta vez intente ser un poco más protocolar y cite a todo mi equipo a un almuerzo, sin embargo después de tres horas de tratar de explicar nos levantamos de la mesa con un programa que no servía, que quizás no funcionaba, que era muy rebuscado para hacer, una idea trunca.

 

 

Me topé de nuevo con la misma encrucijada, porque desde esa reunión, noche tras noche me iba a dormir con el programa terminado en la cabeza y la sensación de que estaba gestando algo realmente distinto, pero era el responsable absoluto de no saber cómo transmitirlo a los profesionales que me acompañan. Entonces use la fórmula de la serie anterior, simplemente los mire a los ojos y les pedí que me sigan, que confiaran. Y así lo hicieron. Personal Driver es en síntesis, la necesidad de mostrar el lazo que existe entre nosotros y los autos y para mostrar ese lazo se necesitaba mucha, mucha pasión.

 

 

Si hay algo que abunda en Punto de Fuga es pasión, asi que ahi, tenia el santo grial de cualquier proyecto, tipos apasionados no solo por su profesión, sino también por los autos. Entonces vino la parte más difícil. Personal Driver es y será un ciclo en donde elegimos autos muy particulares, con dueños del mismo calibre, con un lazo muy fuerte entre ellos y sus máquinas. De esa conjunción nosotros nos sentamos en sus butacas para que con sus instrucciones, vivamos la experiencia de exprimirlos a fondo para después plasmarlo en 30 minutos vertiginosos para que ustedes, los espectadores, lo vivan lo más cercano posible. Somos una especie de mediums entre ese estado de comunión mística, y la realidad llevada a la pantalla.

 

Si llevar una idea verbal a un equipo de profesionales era difícil, no les cuento lo que significaba decirle al dueño del auto que nos tenía que dejar girar, que tenía que poner la llave de su tesoro en manos ajenas. Con un producto terminado es fácil, porque el trabajo habla solo, pero sin nada más que una idea, es por demás incómodo. Acá es donde entra la confianza y fue un tipo de otra galaxia el que cerró sus ojos y puso más que sus llaves.

Ariel, el dueño y víctima del primer capítulo es de esas personas que cuando le querés transmitir pasión, el tipo te lo lleva a otro nivel demostrandote que la pasión no tiene fronteras y que si vos sos apasionado, el te puede agarrar esa pasión, enfierrarla y hacertela andar tres veces más fuerte. Desde aquella reunión trunca al día de grabación del primer capitulo habían pasado apenas dos meses.

 

 

Grabar una serie independiente sin fondos ni recursos es en Argentina, una tarea ardua, que sin apasionados no se puede llevar a cabo. Tuve y tengo al equipo más comprometido que jamás pude imaginar y eso se tradujo en el primer capítulo. Grabamos con 7 cámaras, un día extenuante de verano, con más de 40 grados en pista, con miles de inconvenientes técnicos y con muchos, pero muchos huevos. Dos meses de postproducción, realización de campañas gráficas y les aseguro, muchísimo trabajo detrás que son los detalles que hacen diferencia algo con y sin alma.

 

Entonces porqué Personal Driver? Porque hay algo que no tiene palabras y nos une con los fierros, porque hay lazos invisibles con ellos que queremos mostrar y porque hay historias que tenemos la responsabilidad de narrar para que todos las conozcan, mas allá de un dato tecnico, un dato de performance, de caballos de fuerza o torque. Los autos tienen alma y nosotros… vinimos a demostrarlo.

 

 

Gracias a las marcas que se acercaron a apoyar el proyecto desde el principio y las que se están sumando para el resto de la temporada. Y si llegaste a leer este blog y todavía no viste el capitulo, aca abajo te lo dejamos!

 

Dejanos tu comentario